sábado, 7 de junio de 2014

Soy fuerte y afortunada...

Debo ser una de las personas mas afortunadas del mundo, por más frío, gris, lluvioso que amanezca el día, siempre hay fuerza en mi para hacerlo parecer un día brillante. Solo con saber que mi familia está bien, que tengo un techo sobre mi cabeza, que aunque me aquejan algunas nanas de vieja,  puedo hacer algo por los demás, me basta para ser feliz y cuando uno es feliz,  puede hacer feliz a los demás.                                     Y por todo esto no le tengo que dar gracias a nadie, no necesito a dios en mi vida, lo hago todo con sacrificio y  fuerza de voluntad, soy una persona fuerte que creé en si misma.                                                 Así he enseñado a mi hija y nieta, a no esperar nada de nadie, que esta en ellas el lograr lo que se propongan, y que con perseverancia, voluntad y creyendo en sí mismas pueden lograr lo impensado.
Tengo sesenta y tres años, mi vida a sido como la del resto de la humanidad, con altos y bajos, cuando me toco estar en la cima, todo bien, cuando me toco estar en el pozo, luche para salir adelante,  las palabras "estoy vencida" , no existen en mi diccionario.  Si tengo que pedir ayuda, se la pido a mi esposo,  mi hija, mi nieta, mis hermanos, sobrinos o amigos,  de ellos sí estoy segura de recibir ayuda mucho mas rápido y segura, que de ningún supuesto ser supremo, ELLOS SÍ SON MIS DIOSES.