miércoles, 28 de enero de 2015

El peso de la responsabilidad.




Siempre me pasa, el sentir el peso de la responsabilidad que asumo por mi propia cuenta, nadie me la impone. Sobre todo el de quedarme a cargo de una muchachita feliz que todavía no lleva sobre sus hombros tener una preocupación seria mas que cumplir con su trabajo y su estudio.
La vida para ella es ocupar sus horas libres para divertirse y estoy feliz de que así sea, ya va a tener tiempo de romperse la cabeza con los problemas que la vida le va a poner en el camino , de ellos no se salva nadie.
Por cuestiones de trabajo mi hija debe viajar a República Dominicana por dos semanas, mi nieta se queda conmigo y yo por puro amor, me adjudico el rol de madre y abuela a la vez.
Me preocupa solo el pensar que algo le pase y que su mamá no este, soy consciente de que por mas que me preocupe de antemano, va a pasar lo que el destino nos tenga designado en su agenda, pero esa es mi esencia, el siempre querer ver mas allá, el preocuparme sin motivo, el querer que nadie a mi alrededor se lastime, hacerles ver los obstáculos antes de que lleguen a ellos, aún sabiendo que muchas veces es mejor que se golpeen para que aprendan.