jueves, 12 de febrero de 2015

No sufras....

Esto lo escribí hace como cuatro años cuando mi nieta rompió con el primer amor.




Hay momentos en la vida
que nos hacen tambalear,
hoy paso por uno de esos
y no puedo ni pensar.

Es que mi nieta esta triste,
el amor la abandono,
no se como consolarla
en esa gran desazón.

Quisiera poder decirle
que no sufra por amor,
de que seguro mañana
ya todo estará mejor.

Pero a un corazón roto
como hacerlo entender,
que son cosas de la vida
que tienen que acontecer.

Es una forma maligna
de tener que aprender
que el amor trae alegrías
pero tristezas también.

Que cuanto antes lo olvide,
mas rápido sanara
y que prontito,muy pronto
otro amor renacerá.

Yo se que no debería
ni siquiera parpadear,
pero al verla así sufriendo
no lo puedo soportar.

Virginia Pollero.