martes, 13 de enero de 2015

El humor se adueño de mi blog





Un abogado mantiene un romance con su secretaria. Al poco tiempo ésta queda embarazada y el abogado, que no quiere que su esposa se entere, le da a esta una buena suma de dinero y le pide que se vaya a parir a Italia.
La secretaria pregunta: - "¿Cómo voy a hacerte saber cuando nazca el bebe?"
El abogado responde: - "Tan solo envíame una postal y escribe Spaghetti con salsa. No te preocupes, yo me encargaré de todos los gastos".
Pasan seis meses y una mañana la esposa del abogado lo llama al bufete exaltada: - "Querido, acabo de recibir el correo y hay una postal muy extraña de Italia. La verdad no entiendo qué significa".
El abogado, acongojado, contesta: - "Espera a que llegue a casa y te explico".
Cuando el hombre llega a casa y lee la postal cae al suelo fulminado por un infarto. Llega una ambulancia y se lo llevan. Ya en el Hospital, el médico jefe se queda a confortar a la esposa y le pregunta cuál ha sido el trauma que ha precipitado tal ataque cardíaco. Entonces la esposa recoge la postal y lee: "Spaghetti, Spaghetti, Spaghetti, Spaghetti, Spaghetti, tres con salchicha y albóndigas y dos con almejas"