sábado, 30 de agosto de 2014

Otra oportunidad, no...

En esta foto estamos las tres hermanas con sus respectivas familias,
 falto mi hermano y su familia



En esta foto estamos mi hermana menor atrás, mi sobrina a la izquierda,
 su bebita en mis brazos, y mi hija detras de mi



Si la vida me diera otra oportunidad, empezar de cero y no cometer
los errores y locuras que me atreví a cometer no la aceptaría.
He aprendido tanto en todos estos años vividos,
he aprendido que el haber nacido en el seno una familia muy pobre
me enseño a valorar lo que ahora poseo, que no cambiaría por nada
en el mundo los hermanos que me tocaron, quizás no nos veamos demasiado,
cada cual tiene su familia y responsabilidades, pero todos sabemos que
si alguno necesita algo, ahí estamos todos y cuando hacemos alguna
reunión familiar no nos da el tiempo para contarnos todo.
El haber tenido que emigrar para ver si podía mejorar mi situación
económica me enseño que arriesgarse vale la pena, que aunque no
haya logrado todo lo que me había propuesto, .igual me dio enseñanzas.
Que cuando se tiene idea de hacer algo, no hay que pensarlo mucho
hay que hacerlo, porque si le das muchas vueltas al asunto, posiblemente
no lo hagas, los riesgos te pueden hacer desistir y te vas a quedar con la
incógnita de saber si hubiera funcionado o no, siempre te lo vas reprochar.
Aprendí que no hay que tener miedo de cambiar de trabajo, si en el que
estas no te sentís a gusto, cambiar siempre es reconfortante y aunque la
paga sea menor, si estas a gusto, ganas años de vida.
Que en el camino de la vida hay muchas bifurcaciones y hay veces que
es difícil elegir la correcta, pero si elegimos la incorrecta siempre hay
tiempo de volver atrás y tomar otro camino y otro si es necesario hasta
encontrar el  correcto.
Que el haber sabido elegir la persona correcta para compartir mi vida,
fue uno de mis grandes aciertos y haber sabido criar a mi hija sin tener
un manual, y que sea una mujer integra, con valores y una excelente madre,
me hace muy feliz.
El ver a mi nieta tan independiente y buena persona, me reconforta,
y no le temo a la muerte porque sé que ellas van a seguir adelante de
cualquier manera,  con seguridad con un poco de tristeza al principio, pero
eso de a poco se va pasando, en su corazón voy a estar seguro para siempre.
Por eso:

mi vida a pesar de todo el sacrificio que me costo llegar a donde estoy hoy,
no la cambiaría por nada, ni por tener todo el dinero ni la mejor mansión en el mundo.
Tengo mucho mas que esas riquezas efímeras e insustanciales, Tengo el tesoro mas grande al que
una persona puede aspirar, UNA FAMILIA QUE ME AMA.