jueves, 22 de mayo de 2014

Violencia doméstica, abuso y bullying.

Siempre que tengo oportunidad aconsejo a los padre de niñas y ahora con la cuestión del bullying también a los varones,Impedir que las mujeres Violencia, mujer asustada y golpeada blanco simulando la celebración de audiencia pública en el dolor hacia su mano en una posición de parada Foto de archivo - 12669788 que desde pequeños les enseñen a no permitir que nadie abuse de ellos en ningún sentido, ya sea física, sexual o psicológicamente. Aunque sean chiquitos uno les puede ir inculcando con palabras simples y sencillas algunas cosas.


Yo lo hice con mi hija y mi nieta, cuando tenían dos o tres años empezaba con mi perorata, me acuerdo decirles, "no dejes que nadie  toque la tus partes íntimas", (por supuesto que ya le había explicado cuales eran esas partes), "si alguien lo hace, vení y decile a mamá o abuela, no tengas miedo, aunque te digan que si contás van a matarnos, es todo mentira, es solo para asustarte, a nosotras no nos mata nadie".
Otra cosa muy importante para las hijas es irlas alentando a estudiar ya sea una carrera académica o un oficio para que sean autosuficientes y no tengan que depender de nadie.
He escuchado demasiadas veces a mujeres golpeadas, cuando les preguntan "¿porque si tu esposo era abusivo no lo dejaste?",Y siempre la respuesta es la misma, no podía por los niños, porque no tenía dinero para sustentarnos, porque no estudie, no se hacer nada. Todas excusas no validas, Aunque más no sea si sabes limpiar tu casa, podés ser empleada doméstica, que no es ninguna deshonra.
Cualquiera sea el problema pueden recurrir a alguien, siempre va a haber personas con buen corazón capaces de ayudar.
Sobre el abuso psicológico, encaminados a desvalorizar o producir daño psíquico, la manera de prevenirlo es dotando a los niños de alta autoestima; enseñándoles que son valiosos, inteligentes y capaces de lograr todo lo que se propongan en la vida y que no hagan caso a nadie que les diga lo contrario
Hablar con los jóvenes a usar protección en las relaciones sexuales y ponerlos al tanto de los problemas que estas pueden acarrear si no lo hacen, como el sida, enfermedades venéreas o embarazos no deseados.
Ahora con este maldito problema del bullying, lo mismo, que no se queden callados, que le cuenten a sus padre, maestros, abuelos, a cualquier persona a la que ellos le tengan confianza. Enseñarles que el problema no es de ellos, sino de esos inadecuados que hacen estas atrocidades para sentirse importantes, es tan baja su autoestima que es la única forma que encuentran de sentirse bien, pero que en realidad son dignos de lástima.
LES RUEGO A TODOS LOS PADRES, QUE POR FAVOR, SI AMAN A SUS HIJOS, LES HABLEN DE TODOS ESTOS TEMAS, TABÚ PARA MUCHOS, SIN ENGAÑOS NI TAPUJOS.