domingo, 11 de mayo de 2014

Amor anciano.


    ¿Que culpa puedo tener, por este montón de años?
¿porque no puedo yo estar..... a mi edad enamorado?

    ¿Existe acaso una ley,
 que determine mi estado?
el amor es como un río, 
corre libre y desbordado

    En el arrastra una barca, 
con tu nombre en su costado
y un "¡te quiero, quiero, quiero!" 
y este cuento se a acabado.

    ¡Más no he de acabar el cuento!! pues no me importan mis años.
y a nadie le a de importar, que yo siga enamorado.

    En esa barca en el rio, seguiremos navegando.
rio abajo, rio arriba, sin importar nuestros años.

    El amor del ser anciano, es fuerte y consolidado,
no he de sentirme culpable, por este montón de años.

    Y si existiera esa ley, de seguro la he violado,
 y la seguiré violando, mientras me quede el aliento, 
para decir que, te quiero, 
y aquí si, se acabo el cuento.


             Nicolás Ferreira.