sábado, 12 de septiembre de 2015

Aunque estemos viejos...





Aunque estemos viejos,
con los ojos mustios,
sin brillo, con nubes,
los cuerpos cansados ,
sin fuerzas y diezmados.
Seguimos la ruta que
habíamos trazado hace
muchos años cando
nos casamos, luchamos
batallas solo con el alma,
Con las manos limpias
combatimos todos
aquellos obstáculos
que nos encontramos.
Y hoy ya en el ocaso
estamos dichosos
viviendo y gozando
 lo que hemos logrado.
Solo el estar juntos
nos hace felices,
saber que la vida
no ha pasado en vano,
que el profundo amor que
nos profesamos es la
consecuencia de lo cosechado

Virginia Pollero.