jueves, 9 de abril de 2015

Sigue adelante...




Las horas se pasan con prisa y con calma,
como colibríes libando el néctar que resta de vida.
No nos da una tregua, no tenemos fuerza de
volver atrás, de cambiar de tren, tomar otra ruta.
A esta altura es tarde, estamos muy viejos.
Pero para ti no, tu puedes hacerlo, si erraste el
canino, vuelve para atrás, comienza de nuevo,
no te de vergüenza decir que fallaste, todo lo contrario,
eso te hace grande, saber admitirlo y cambiar el rumbo.
Toma otra ruta, no vayas de prisa, contempla el paisaje,
las flores, los pájaros, a los viejos arboles que aún
están de pie por tomarse el tiempo de echar raíces firmes,
solo todo aquello con buenos cimientos logra estar
erguido, después de tormentas, vientos y  huracanes.
Controla tus nervios, veras lo hermoso que ese camino
que has elegido, camina despacio, da pasos certeros.
Observa con calma, veras que a lo lejos, en el horizonte,
se encuentra la meta de tus ambiciones.
¡¡¡Sigue adelante!!!.