domingo, 1 de marzo de 2015

Mi morocha hermosa!!!

Como toda madre, miro a mi hija y me siento la mujer mas afortunada en el mundo.
No lo digo por su belleza física que es visible a los ojos de todos, eso es lo de menos, lo digo como persona,
es una madre ejemplar, hija ejemplar, trabajadora ejemplar, aunque no lo crean me ha dado cátedra de como
criar una adolescente.
Yo por protegerla tanto muchas veces le corte las alas, ella, a mi nieta, la educó con esmero, le dio todas las
pautas de como encarar la vida y siempre le dio libertad  para que pusiera en practica su aprendizaje y hasta
hoy es una mujercita que junto con mi hija son mi orgullo.