viernes, 21 de noviembre de 2014

Despreciable, tarado mental!!!

mEl centrocampista del Torpedo de Moscú, Kirill Kombarov quiso ser más arriesgado de los normal con el regalo de cumpleaños para su hijo de 2 años, y en vez de conformarse con el típico osito de peluche, contrato la actuación de un oso de verdad para que su niño y sus amigos jugasen con él.
El oso procede del circo Stephan Nikulin y el jugador ruso se quedo prendado de él tras verle en una actuación en la televisión.

m

El jugador posó así de orgulloso con su familia para la foto que subió a su cuenta de Instagram en la que se puede observar como el oso lleva un bozal y va vestido con una corbata. 
Sin embargo pronto se vio obligado a borrarla tras el revuelo montado en las redes sociales y las quejas de las asociaciones protectoras de animales.