viernes, 8 de agosto de 2014

Caminando por la playa...






Me gusta caminar por la playa, temprano,
cuando todo esta tranquilo,
hundir mis pies en la arena mojada.
Que el agua de las olas que mueren en la orilla
mojen mis pies hinchados y cansados.

Mi perro, que es mi compañero de camino
corretea sintiéndose con una libertad inusitada,
Se moja las patas y corre raudo hacia mi,
hasta que se anima y se da un chapuzón completo
y se sacude, se sacude para secarse.

Observo mi entorno y no dejo de fascinarme
de la hermosura de todo lo que me rodea.
me doy cuenta de lo afortunada que soy
de poder vivir en este planeta.

Las gaviotas revolotean a mi alrededor
buscando su alimento, a lo lejos las barcazas
de los pescadores tiran la red, esperando
capturar  una buena cantidad de peces para sustentar
 a sus familias y vender un poco.

Y yo estoy ahí, observando todo, ya cansada de caminar
tomo asiento un poco mas lejos de la orilla,
donde la arena esta seca, quiero guardar en mi mente
esa postal de una mañana tranquila en la playa.
Mientras mi perro sigue correteando.

Virginia Pollero