martes, 5 de enero de 2016

Misma situacion, dos maneras de verla.





Tengo dos amigos que en este momento están pasando por un mismo problema, los dos perdieron su trabajo, los dos votaron a este gobierno y es es alucinante el ver y saber que distinto pueden reaccionar dos personas ante la misma situación.
Amigo 1,  46 años divorciado, al principio se preocupo un poco, le duro dos o tres días, se dio cuenta que no es el fin del mundo y que aunque a su edad no es fácil conseguir un trabajo como el que tenia y en el cual llevaba empleado mas de veinte años va a salir adelante, estos días mientras va tirando el anzuelo entre sus amistades para ver que aparece va a disfrutar con su familia cercana y tomárselo con calma.
Amigo 2, 30 años soltero, idea fija en su mente desacreditar al gobierno, El no tiene culpa de nada, es una victima inocente que los voto.
Estoy segura que cuando consiguió ese trabajo veía todo color de rosa, en este momento cambio el panorama, se oscureció y caminando a tientas cayó al abismo, no puede superarlo, esta tirando manotones de ahogado para todos lados.
Una persona que reacciona así frente a un simple praspie, porque perder el trabajo no es mas que eso, UN SIMPLE TRASPIE.  Cuantos millones de personas quedan cesantes de algún trabajo a lo largo de la vida y tienen la suficiente auto estima para superarlo sin tanto drama, creo que necesita tratamiento psicológico urgente. Nadie puede ser feliz llevando en su interior tanta, obsesión,  rabia, rencor, odio, tanto peso innecesario. Ojala pueda superarlo, puedo entender su falta de experiencia de vida, lo que no entiendo es su masoquismo.
De una cosa estoy segura, no me gustaría que ningún señor con esas características se cruzara en la vida de mi nieta o mi hija, y si así fuera supieran descartarlo