viernes, 8 de mayo de 2015

Mi llegada al cielo...


Estaba pensando como seria mi llegada al paraíso si es que este existiera , cosa que dudo.
Ahí estaría San Pedro y Jesús para ver si podrían franquearme el paso o no a una nueva vida.
"Tu no puedes entrar", me dirían, "nunca has creído en mi, no te has arrepentido de tus pecados, has mentido varias veces, no te casaste por iglesia y otras cositas pequeñas pero pecados al fin",
Si es verdad, una vez me hice la rata en el colegio y me fui con una amiga a recorrer un cementerio.
nos leímos todas las lápidas, ¡estuvo bueno!, también mentí en un currículun, puse que tenia secundaria completa cuando apenas había cursado un año. Cuando iba al colegio encontré dinero en la calle y me lo quede, con el me compre un sándwich y un refresco que me lo comí en el recreo, unas cuantas veces falte a trabajar y llame por teléfono dando una escusa falsa para que no me descontaran el día. y como ustedes dices, otras cositas, pero nada muy importante que perjudicara a otras personas, les dije.
Después de escucharme Jesús me dijo, "tu peor pecado fue no haber creído en mi", a lo que yo replique, como podría haber creído en ti, cuando en la tierra es todo un caos, tu has hecho un lugar llamado tierra todo mal, si hubieras hecho un lugar justo no existiría la discriminación, porque todos seriamos iguales y tendríamos las mismas oportunidades, no se si sabés que en África la gente se muere de hambre, en Estados Unidos hay disturbios entre policías blancos y gente negra, todo porque a ti se te ocurrió hacer diferentes razas, los desastres naturales se hacen cada día mas frecuentes, los árabes e israelíes hace años que están en guerra, mil injusticias  mas y tú, el ser superior, el todo poderoso parece no percatarse de nada, las cosas se te fueron de las manos, quizás deberías cometer genocidio otra vez, hacer llover cuarenta días y cuarenta noches como hiciste en tus años jóvenes y terminar con todo, pero veo que tu poder es un invento de los hombres ignorantes que necesitan creer en algo para tener a alguien a quien delegar penas soñando con un milagro.
¡¡¡Mirá, mirá, a quien tenes en tu paraíso!!!, solo porque se arrepintieron antes de morir y te dijeron lo que querías oír, que creen en ti,  Adolfo Hitler dijo: “De ahí que hoy en día creo que estoy actuando a conformidad con la voluntad del Creador Todopoderoso: Defendiéndome de el Judío, estoy luchando por la labor del Señor.” , también Jeffrey Dahmer, John Wayne Gacy, entre otros asesinos seriales de jóvenes, niños, viejos y también animales estando en la cárcel se arrepintieron de sus pecados y tu, ahí los tienes. 
Sabes algo, no quiero entrar en tu paraíso, no me arrepiento de nada, no quiero otra vida, sigo sin creerte ni una palabra, con esta vida que vivo y que edifique yo misma me alcanza, no sos quien para juzgarme, yo soy mucho mejor persona que tu. 

Virginia Pollero.