domingo, 19 de abril de 2015

Un susto...




Estaba visitando a mi cuñado en el hospital, lo habían operada por un desprendimiento de retina, por suerte todo había salido bien.
Estaba parada frente a su cama, me estaba contando todo acerca de su operación, también estaba mi esposo, hermana y dos sobrinos´.
Empece a sentir calor, tenía un saquito liviano puesto, me lo saque, pero me di cuenta que era mas que un calor por el clima, era algo diferente. Deje a mi esposo hablando con mi cuñado y le dije a mi hermana que iba a salir un segundo porque tenia calor, ella salio conmigo y me llevo a un lugar donde había algunas ventanas abiertas, me apoye en una barra, no me sentía bien, el calor que sentía era insoportable, transpiraba profusamente, sentí que me iba a desmayar así que me senté, para ese entonces ya estaba conmigo uno de mis sobrinos también.
Mientras mi hermana me hacia aire. mi sobrino me subía las piernas para que la sangre llegara al cerebro, pero nada daba resultado. En ese momento pensé, "bueno parece que hasta aquí llegue, Pocho (mi esposo) queda con Shirley y Natalia, (mi hija y nieta), son todos adultos responsables, no tengo de que preocuparme", me iba tranquila sabiendo que  fui la mejor persona que pude llegar a ser, vi venir a mi esposo hacia mi y me acuerdo haberle dicho, "no puedo respirar", sin mas, me desmayé.
Parece que no era mi turno de irme todavía, desperté rodeada de mi gente y cuatro enfermeras, fue solo un alerta de que debo cuidarme mas, comer mas sano, y no estar tan sedentaria.
Al final de haber estado quince horas en emergencias del sanatorio, cinco electrocardiogramas, cinco extracciones de sangre, una placa de tórax e infinitos controles de presión arterial la cardíologa saco en conclusión que lo que tuve fue un sincope vasovagal, debido a mi sobrepeso, mi inactividad física, y otros factores acumulados, no es nada grave ni deja consecuencias.
¡¡¡Me van a tener que aguantar un poco más ja ja ja.....!!!