viernes, 13 de marzo de 2015

Para siempre en tu corazón...





Quisiera dejarles
en sus corazones,
una humilde huella
con mis reflexiones.

Que puedan leerme
aunque me haya ido,
sabiendo que siempre
contaran conmigo.

Como golondrinas
vuelvan cada tanto
a buscar respuestas
a tragos amargos.

Puedo estar segura
que encontraran algo
de mitigar penas
y alegrar el alma.

De darles coraje
para seguir sueños,
que nunca se rindan,
que logren sus metas.

Que luchen sin tregua
y que perseveren,
que caminen fuertes
caminos inciertos.

Solo hay que atreverse
y tener paciencia
para que la vida de
su recompensa.

Y siempre recuerden
a esta humilde vieja,
que aun después de muerta
seguirá con vida
en cualquier palabra
 en cualquier estrofa.

Virginia Pollero