miércoles, 9 de abril de 2014

Sueñen..

Nunca dejen de soñar,
sueñen despiertos,
 sueñen dormidos,
cuando caminen,
cuando ejerciten,
cuando esten tristes,
o con alegría,
cuando trabajen
o este dolidos.
En todo momento,
pues sin un sueño
de nada vale
vivir la vida.