sábado, 19 de abril de 2014

Mi hogar.

Les cuento, tiene exactamente sesenta  metros cuadrados, una cocina, un dormitorio y un baño, también tengo un terrenito en el fondo, donde tengo mis plantas y mis perros.
No necesito más, no quiero nada mas, soy feliz en este pedacito de tierra que comparto con mi esposo y mi hija y nieta que tienen su propia casita en el mismo terreno.
Así que todo lo mas importante en mi vida lo tengo junto a mi.
Muchas veces salimos con mi esposo a visitar amigos, familia o a cualquier otro evento donde nos de ganas de ir, pero hasta que no vuelvo a éste, el lugar que yo elegí para echar raices, siento algo así como un desasociego, intranquilidad. No se explicarlo bien y no se porque me pasa, solo estando aquí dentro de este perimetro de tierra me siento segura, feliz, completa y no lo cambiaria por ninguna mansion en ningun lugar de la tierra. Esto es todo lo que tengo y todo lo que necesito para ser feliz, no es mucho, pero para mi es todo.