viernes, 7 de marzo de 2014

Todo vuelve...

Todos sabemos que a las personas mayores se nos hace dificil esto de aprender a navegar en la web.
Un día se me ocurrió aprender a usar la computadora,  una vieja que mi nieta ya había desechado, mi nieta que en ese entonces tenía catorce años,(ahora tiene dieciocho), me enseño como prenderla, como entrar a google y buscar información sobre algún medicamento e información sobre cualquier cosa que se me ocurriera. Me gustó tanto que después, cuando sentía a mi hija y nieta hablar de facebook, "viste la foto de esta o aquella o mamá leíste lo que publico fulana", se me ocurrió que quería tener un facebook, mi hija me abrió uno.
En ese tiempo creo que era el terror de ellas,( mi hija y nieta), ya que después quería aprender a compartir cosas, subir fotos, copiar y pegar y cuando no podía hacer que me ayude una,  agarraba a la otra. Después yo solita me abrí un blog, este con el cual me comunico con ustedes ahora.  Aun hoy hay cosas que no se hacer y las sigo jorobando, pero no tan seguido como antes.
Saben porque les estoy contando todo esto, para que vean que todo lo que hacemos por los demás es verdad que nos vuelve.
El lunes y martes de esta semana fue feriado de carnaval, mi  nieta no tenía que ir a trabajar, siempre esta muy ocupada porque estudia y trabaja, una amiga la llamó por teléfono para invitarla a ir con ella y otras chicas a una casa en un balneario, pero ella tenía que hacer unas planillas para el trabajo, no podía ir, pero  gracias a todo lo que ella me enseño pude tener la felicidad de decirle, "anda a divertirte, yo te hago las planillas". Espero que se haya dado cuenta que toda la paciencia que tuvo conmigo le sirvió de algo.