martes, 11 de febrero de 2014

SER MUJER....


Para mi es, eso mismo, ser capáz de gritar de alegría, de desesperación, de miedo, de asombro o de broma.
Poder llorar por una película, o por un detalle, o por un atardecer, o por una caricia, o por unas palabras, o por enfado, o por desesperación, o por tristeza o quiza hasta de alegría.
Caminar por la calle con una sonrisa y saludando a todos, escuchando y atendiendo las necesidades de los demás, sin que nadie note mi dolor interno por que estoy en mi período; y sin que nada pase continuar, porque se que mi cuerpo me esta informando que estoy lista nuevamente..
Es maravillosos como despés de una noche de insomnio, con las ojeras hasta las rodillas y el cabello hecho un desastre, puedo salir de casa transformada por un baño reparador y algunos truquillos de maquillaje, sin que nadie note mi noche, y además hasta me digan que me veo muy fresca y bella.
Es tan bello ser mujer , que la verdad no me imagino como seria mi vida de no serlo?
¿Cómo haría para armar un escandalo por un ratón, o por una araña, y al mismo tiempo enfrentar al mundo entero si es necesario por defender a los míos???
¿Cómo haría yo para después de la larga jornada laboral, llegar a casa a preparar la cena; y en un día sin pensar, preparar todo, con baño, velas, inciensos, frutas, vino, y bocadillos para sorprender a mi pareja con esto preparado, y además preparada para disfrutar del amor y de la pasión???
Y en otra ocasión preparar otro escenario en la azotea o en el patio trasero, con carne azada,cervezar y la radio lista para compartir el partido de fut con él?
Si, definitivamente me siento muy orgullosa de ser una mujer, no importa si subo o bajo de peso, si ya no juego como antes o si las líneas de mi rostro informan la maravillosa experiencia de la vida que eh vivido.
Ser una mujer que se desarrolla profesionalmente, y que además cocina, borda, juega, seduce, coquetea, siente,festeja, se enfada, cura, sufre, llora, rie, escucha, atiende, baila, cuida y se divierte a lo largo del día.
Y que al paso de los años le va poniendo distintos colores a los años, cada que estos aparecen en la cabeza y nos notamos en el espejo.
Sí, ¡me encanta ser mujer!