martes, 3 de septiembre de 2013

Un niño, un papel en blanco.

Cuando nace un niño es como un papel en blanco,no nace ladrón, ni criminal, ni drogadicto ni nada. Es trabajo de los padres el educarlo en valores morales. Es una tarea que comienza y termina en casa, hay que hablarles mucho, claro y desde chiquitos. Tambien hay que predicar con el ejemplo. No tenemos que esperar ni que en la escuela, ni que el vecino, ni el tio ni nadie haga el trabajo que debemos hacer nosotros, sus padres. Lo mas importante es que se sienta amado y que sepa que siempre va a tener alguien que lo va a escuchar, aconsejar y darle la libertad suficiente cuando ya sea adolescente de tomar sus propias deciciones. Si hiciste un buen trabajo quedate tranquil@ que El o Ella va a saber tomar las deciciones correctas sin importar el tipo de gente que los rodee. Otra cosa muy importante es hacerles desarrollar una buena autoestima, nunca jamas decirles no servis para nada, sos un tonto, sos un burro, etc; todo lo contrario, hay que decirle, dale vos podes, sos inteligente, si algo le sale mal no pasa nada, intentalo otra vez y asi hacerlos sentir seguros de ellos mismo. Ojala estas pautas puedan ser utiles para que muchos padres le dediquen a sus hijos todos el tiempo que mas puedan haciendolos sentir queridos e importantes.

Virginia Pollero.